Cómo elegir un buen aceite de oliva

Encontrar un aceite de oliva de calidad que garantice sus propiedades organolépticas no es tarea fácil, pero tampoco imposible. Existen algunas claves que nos ayudan a descubrir cómo descartar los de peor calidad e identificar lo que estamos buscando, pero ¿sabes en qué debes fijarte? ¿Y cuáles son las señales para descartar una opción? ¡Atento porque hoy desvelamos los principales consejos para elegir un buen aceite de oliva!


Desde la información que ofrece la propia etiqueta de los envases hasta la categoría, el envase o la propia marca son claves a las que debes prestar atención para encontrar lo que estás buscando.


1. Mejor, si es virgen extra

Los aceites etiquetados como aceite de oliva a secas son aceites refinados que, aunque no sean de mala calidad, han perdido las propiedades del virgen o virgen extra durante el procesado. Opta siempre por un aceite virgen extra y te asegurarás su maravilloso sabor.


2. Más allá de la etiqueta

En la etiqueta podrás identificar la fecha de envasado así como la que señala el día, mes y año antes del que deberás consumirlo. Esta fecha es un poco engañosa porque normalmente es de entre 18 y 24 meses desde la fecha del envasado, no de la cosecha.

¿Por qué es importante la diferencia? Porque, en realidad, la calidad depende más del cuándo ha sido elaborado que del cuándo se ha embotellado. Ten en cuenta que en España el aceite de oliva se produce entre noviembre y enero y su consumo debe hacerse antes de 24 meses tras la misma para que no pierda sus propiedades. A partir de ahora, utiliza la etiqueta para hacer cuentas.


¿Y la zona geográfica importa? Por supuesto. Seleccionar un aceite por el origen geográfico o el tipo de aceituna utilizado son las claves que definen sus características organolépticas. Si la etiqueta no señala ambos o alguno de los datos, desconfía. Es posible que ni siquiera la marca lo sepa.


Los aceites de Familia Santías provienen en su totalidad de Jaén, la provincia del aceite de oliva, ¿qué mejor denominación que la jiennense?



¿Cómo debemos elegir un buen aceite de oliva?


3. No a las botellas de cristal o PET transparente

¿Han transcurrido más de seis meses desde la fecha de envasado o las botellas están expuestas a la iluminación? Si es así, nunca optes por aceites en este tipo de recipientes. La luz es el gran enemigo del aceite de oliva, por lo que en esos casos, es posible que el oro líquido haya perdido gran parte de su aroma y sabor.


Elige siempre aceite envasado en botellas de vidrio oscuro o latas opacas. En el caso de los aceites que se adquieren por internet, esto no será un problema, puesto que no están expuestos en un comercio con focos artificiales durante más de 12 horas diarias.


4. Ni marcas blancas ni grandes envasadoras

Sí, como lo lees. Normalmente, estos aceites no indican una gran calidad. El porqué es sencillo: al manejar grandes cantidades, de distintas variedades y procedencias no se puede controlar la excelencia en la producción. Por eso, al final lo único que garantizan es un producto que respeta los estándares de calidad oficiales de la categoría virgen extra.


Por lo tanto, buscan entre las marcas de productores directos en almazara, que tienen un mayor control de la variedad y origen y, además, envasan sus mejores aceites destinando los de menor calidad a las envasadoras industriales. ¿Necesitas más razones para probar nuestros aceites?


#frescopornaturaleza

  • INSTAGRAM
  • FB
  • youtube
  • Perfil de Linkedin de Familia Santías

ACEITUNAS JAÉN SL

Cmno. San Antonio s/n

23450 -IBROS (JAÉN)

Tel: 953 766 323

info@familiasantias.net