Cómo se produce el aceite de oliva virgen extra

Actualizado: may 2


Recoger el fruto en el momento óptimo de maduración es esencial para que el AOVE conserve todas sus propiedades

¿Sabes cómo se hace el aceite de oliva virgen extra? Las fases de elaboración del AOVE se han desarrollado enormemente y, combinando tradición y modernidad, en Familia Santías conseguimos un aceite de altísima calidad. Así se hace el mejor AOVE…


El aceite se extrae exprimiendo las aceitunas a través de un método que no ha cambiado desde hace siglos. Pero, como es lógico, la tecnología trae consigo técnicas que perfeccionan los métodos de producción. De esta forma y para no perder la esencia del aceite de oliva virgen extra de siempre, en Familia Santías combinamos tradición y modernidad a la hora de elaborar nuestro oro líquido.



La elaboración del aceite de oliva virgen extra


Los procesos de producción del aceite de oliva tradicionales se han modernizado. Hoy, el fruto ya no permanece durante días en las torvas tras un costoso trabajo de extracción con mortero de piedra. Además, gracias a la tecnología, las olivas se procesan antes de las 24 horas siguientes a su recolección, dando lugar a un aceite de oliva virgen extra mucho más fresco.


En Familia Santias, además de combinar tradición y modernidad, tenemos la suerte de contar con la tierra tradicional que alberga el mejor aceite de oliva virgen extra a nivel mundial: Jaén. Concretamente, en Ibras nace nuestro aceite de oliva.


¿Quieres saber cómo hacemos nuestros aceites? Presta mucha atención a lo que viene a continuación…

En Familia Santías elaboramos nuestro aceite con las variedades Arbequina y Picual, dos olivas que, fusionadas, generan un aceite frutado con notas herbáceas y ligero picante. Pero, ¿cómo se consigue ese sabor tan especial?

Para empezar, las aceitunas nacen en una tierra con condiciones ambientales muy singulares, en la zona más oriental de Jaén y a una altitud de entre 400 y 700 metros de altitud. Esto estimula el crecimiento de olivas con un sabor distinto al resto de las de su variedad.


En cuanto a la selección, siempre los escogemos los frutos en su momento óptimo de maduración. Concretamente, entre octubre y febrero, de lo que resulta un aceite de oliva mucho más fresco.

En esta fase, utilizamos vibradoras autopropulsadas por gasolina y electroportátiles, consiguiendo, por un lado, apurar los frutos del árbol; por otro, que no se provoque ningún daño al olivo mediante un proceso de mínima intrusión.

Tenemos tiempos de recolección más cortos, por lo que las condiciones en las que entra el fruto en la almazara son más homogénea y, por lo tanto, de mejor calidad.

El fruto se transporta en el menor tiempo posible a la almazara. Una vez llega aquí, es bañado con agua fría para eliminar posibles impurezas.

En esta fase, contamos con la última tecnología para procesar el fruto. En cuanto a la molienda, el fruto se bate empleando procedimientos mecánicos a una temperatura inferior a 27 ºC. De esta forma, es posible que el aceite conserve todas sus propiedades organolépticas durante el proceso.

A continuación, y mediante un proceso de centrifugado, se separa la parte líquida (aceite y agua) de la parte sólida (pulpa, hueso y piel).

El aceite de oliva virgen extra de Familia Santías es envasado bajo pedido. Además, evitamos los intermediarios, lo que supone, por un lado, acortar los tiempos de distribución; por otro, que el producto resulte mucho más económico, garantizando el máximo equilibrio en el binomio calidad-precio.



¿Conoces todas las fases por las que debe pasar el aceite de oliva para que sea de la mejor calidad? ¡Consulta nuestro blog!


  • INSTAGRAM
  • FB
  • youtube
  • Perfil de Linkedin de Familia Santías

ACEITUNAS JAÉN SL

Cmno. San Antonio s/n

23450 -IBROS (JAÉN)

Tel: 953 766 323

info@familiasantias.net